En una economía difícil, las familias están buscando cualquier manera de poder recortar sus presupuestos. Una forma en que las familias están haciéndolo es tratando de reducir sus gastos en los seguros de los vehículos. La manera más fácil de conseguirlo es hacer una pequeña investigación y encontrar una póliza más barata.

El seguro del vehículo se mueve por la oferta y demanda, y cuando una empresa puede ofrecer múltiples descuentos o realmente bajar las tarifas, las otras empresas tienden a imitarla. Con tantas compañías aseguradoras rivalizando por el negocio mexicano, es prudente asegurarse de que tu seguro del carro es lo más bajo posible, manteniendo el servicio que quieres tener.

Pasos para bajar el coste del seguro

El primer paso es el más importante. Asegúrate de que no temes comparar precios en las diferentes operadoras de seguros. Mucha gente piensa que la lealtad importa, y aunque mantenerse en la misma empresa durante muchos años, puede parecer importante, es bastante posible que tus tarifas hayan subido lentamente durante ese tiempo. Si tienes una oficina de seguros local con el nombre de una gran empresa, es muy posible que tu agente local no tenga más elección que subir las tarifas cuando la dirección se lo dice, y a menos que negocies por ello, pagarás más de lo que deberías.

Si todavía te sientes incómodo cambiando tu compañía de siempre, habla con tu agente y negocia una bajada de precios. Puedes comparar otros precios, lleva las ofertas que encuentres a tu proveedor actual y pídele que las iguale para ayudarte a obtener el precio que mereces.

Una vez que te has decidido a adquirir un seguro para el auto, simplemente ve a internet y busca "empresas aseguradoras de autos México". Te dirigirá a muchas empresas diferentes. Algunas de estas compañías serán marcas que reconocerás y otras no, pero está bien tener una amplia variedad. Introduce tu información para empezar a obtener precios y ofertas. También, asegúrate de que presionas para recibir todos los beneficios a los que tienes derecho. Descuentos como: buen conductor, multi-póliza, buen estudiante, no haber tenido accidentes pueden ayudar a reducir tus gastos en seguros.

Una vez que tengas ofertas de diferentes empresas, puedes empezar a mirar el rango de precios, y te sorprenderás en cuánto varían. Asegúrate de comprobar la cantidad de cobertura que estás recibiendo para que continúes teniendo una póliza con franquicia y otros requisitos que quieras tener.

¿Cuál es el truco?

No suele haber truco. Si no has buscado un seguro últimamente es muy posible que lleves pagando demasiado algún tiempo. El único área con el que tienes que ser cuidadoso es con la franquicia. Asegúrate de que un precio bajo no se debe a que el computador o el agente a fijado una franquicia más alta de lo que te puedes permitir. Si solo quieres una franquicia de 500 pesos asegúrate de que fijas ese límite en la aplicación de internet o con tu agente.

Si no te sientes cómodo con internet o las computadoras, busca a alguien que te ayude. Quizá un hijo o una hija o incluso un nieto pueden ayudarte a navegar por internet hasta que te sientas cómodo haciéndolo tu solo. También asegúrate de que internet está buscado un seguro mexicano. Muchos sitios web activarán los parámetros mexicanos por el .mx Si no es así, ten cuidado de no estar comprando un seguro español o argentino y hacerte un lío. Si no quieres utilizar internet, toma una guía telefónica y comienza a hacer algunas llamadas. Sin embargo si lo haces, puede ahorrarte una cantidad sorprendente.

Hay muchas formas mediante las que puedes recortar gastos en tu presupuesto en los tiempos difíciles, y una forma sencilla es asegurándote de que estás teniendo el precio más bajo posible en tu seguro. Internet es maravilloso para juntar cientos de proveedores de seguros con solo unos pocos clics de ratón. No temas comparar precios, no hay obligación de comprar y puedes ahorrarte a ti y a tu familia cientos de pesos al año cambiando el seguro.