La mayoría de la gente no se da cuenta de lo fácil que es reparar la casa uno mismo, y en vez de eso llaman automáticamente a un profesional cada vez que necesitan hacer algo. Hacer tu mismo el trabajo puede ahorrarte muchísimo dinero, que habrías gastado en un mozo, y obtienes el plus de conseguir algunas habilidades valiosas. Todo lo que necesitas son unos pocos materiales, algo de tiempo libre, y posiblemente tener o alquilar un camión o un camión de plataforma, y puedes arreglar una sorprendente cantidad de cosas por ti mismo.

Reparaciones del piso

Las reparaciones del piso son muy fáciles de hacer por ti mismo. Cualquier cosa desde la pintura que se está pelando hasta viguetas rotas, puede repararse sin contratar a nadie que lo haga por ti- La forma más fácil de arreglar la pintura despellejada es simplemente quitar toda la pintura junta. El suelo pintado requiere mucho mantenimiento y la mayoría de la gente acaba arrepintiéndose de ello.

Para quitar la pintura, necesitarás alquilar una limpiadora a presión y continuar con una lijadora para quitar la pintura que permanezca. Después de que toda la pintura haya sido eliminada, lava el piso, déjalo secar y aplica el tinte. El tinte penetra en la madera, dura mucho tiempo, y hace que tu suelo luzca precioso. Hacer esta reparación tu mismo te ahorrará mucho dinero y es muy simple y fácil de hacer, todo lo que requiere es un poco de tiempo y trabajo duro.

Paisajismo

El paisajismo es otra cosa que puedes hacer tu mismo sin un profesional. El paisajismo es simplemente modificar la apariencia de una zona de terreno y puede hacerse cambiando las vallas limítrofes de la tierra y añadiendo plantas. Las herramientas que necesitas para el paisajismo incluyen palas, tijeras de podar, azadón, palita de jardinería, y rastrillos, así como un remolque o algún tipo de ayuda para mover cualquier planta o los ladrillos hacia adentro o hacia afuera. Estas herramientas dependen de la mejora que estés realizando y de si estás haciendo los límites de la parcela y los otros cambios que hagas en el área. Puedes hacer, por ti mismo, que tu patio principal o el de atrás luzcan preciosos.

Pintura

Otro arreglo fácil que puedes hacer tu mismo es la pintura externa de la casa. Normalmente la gente se mete en problemas contratando un pintor aunque es bastante fácil de hacer. Primero, necesitas arreglar las imperfecciones utilizando estuco y masilla para exteriores. Después, debes aplicar la imprimación, una vez la imprimación está aplicada, puedes llevar a cabo la parte de la pintura.

Este proyecto puede llevar mucho tiempo, pero no es nada difícil. Todo lo que necesitas es una escalera, estuco, imprimación y una pintura de buena calidad. Tampoco olvides utilizar cinta adhesiva para las ventanas y que así solo pintes donde realmente quieres. Pintar con esmero siempre es importante.

Otras reparaciones de la casa

También puedes usar tus habilidades para arreglar muchas de las cosas para las que normalmente contratarías a alguien como:

  • Arreglar un grifo que gotea

  • Cambiar las ventanas

  • Arreglar una baldosa rota

  • Reparar una tabla hundida en el piso

  • Arreglar una tabla rota en el piso

En general, trabajar en casa uno mismo es fácil de hacer siempre que tengas el equipo adecuado y algo de tiempo libre. Todo el mundo quiere que su casa sea bonita, pero a veces puede resultar muy caro si contratas a un profesional para hacer el trabajo. Hacer las reparaciones de casa por tu cuenta te ahorrará mucho dinero y puedes hacer el trabajo exactamente como lo quieres. Las casas pueden ser costosas de mantener, pero con estos fáciles trabajos de bricolaje, puedes mantener tu casa en funcionamiento sin sobresaltos por ti mismo.