Cuando eras más joven, probablemente te dijeron que un día necesitarías una hipoteca para financiar la casa de tus sueños. De lo que quizá no te diste cuenta era de que también necesitarías un set completo de diferentes paquetes financieros, instrumentos y cuentas de valores para guiarte a través de los buenos y los malos momentos de la vida y asegurarte una libertad financiera cuando seas lo suficientemente mayor para disfrutarlo.

Aquí tienes algunos de los retos que deberás afrontar.

El seguro no es lo que pensabas

Todo el mundo conoce la importancia de tener un seguro del auto cuando tu carro se ve involucrado en un accidente o te lo roban, pero ¿has considerado cómo se las va a arreglar tu pareja si tú mueres primero, dejando niños a los que cuidar mientras tu salario desaparece para siempre? Un seguro de vida puede proveer a tu familia el dinero que necesita en el peor momento posible de sus vidas. Sin él, tu pareja puede tener que vender tu casa, rebajar su categoría e intentar alimentar a tu familia con una fracción del ingreso.

Esto suele ocurrir cuando la gente no tiene seguro o tiene una cobertura de seguro inadecuada. En un momento en que tu familia debería estar de duelo, las personas que has dejado atrás tendrán que vérselas con cuestiones prácticas sobre cómo sobrevivir. ¿Cuántas veces ves a personas en esta situación mudarse a casas más pequeñas, asumir un segundo trabajo y luchar durante años? Un seguro puede resolver algunos de estos problemas, pero primero necesitas encontrar la póliza adecuada. Para mucha gente, el momento de tomar la decisión es cuando compran su primera casa.

¿Hipoteca o un seguro de vida a plazo?

Si esta es tu primera hipoteca o estás refinanciando una hipoteca, casi seguro que has sido informado de que necesitas un seguro de vida para cubrir la hipoteca. De hecho el banco insistirá en ello. No tomes la decisión más fácil -comprueba qué otras opciones puedes tomar para ahorrar en el largo plazo. Necesitarás elegir entre dos tipos principales de ofertas de seguros cuando tomes una hipoteca.

Un seguro de vida hipotecario es una póliza que paga al banco la hipoteca que debes en el momento de tu muerte o el de tu pareja. Un seguro de vida a plazo cubre más que el hipotecario en el caso de que necesites fondos extra con el tiempo. El dinero se pagará a tu acreedor en el momento de tu muerte (o la de tu pareja). En ese momento puedes eliminar la hipoteca y utilizar esos fondos cuidadosamente.

Una póliza de seguro de vida a plazo puede resultar más útil para ti que un seguro de vida hipotecario.
Te costará menos comprar un seguro de vida a plazo mientras seas joven. Comprar una póliza de seguro de vida hipotecario y una póliza de seguro de vida por separado te costará más, especialmente si estás comprando una póliza más adelante cuando eres mayor y puedes tener problemas de salud.

Seguro de salud

Los problemas de salud pueden tomarnos completamente por sorpresa. A menudo pensamos que estamos perfectamente sanos hasta que no lo estamos -y si no lo hemos planeado con anticipación puede ser demasiado tarde. Tener el seguro de vida adecuado puede ser de ayuda. Puede llegar un momento en la vida en que necesites tener acceso a un hospital para una cirugía mucho más rápido que lo que tu hospital vaya a admitirte. Por bueno que sea el sistema de salud, a veces simplemente no vas a querer esperar.

Aquí es donde un seguro de salud puede ayudar. Tener un seguro de salud te dará los recursos financieros para pagar las facturas de los hospitales privados que puedan significar la diferencia entre vivir feliz para siempre o estar postrado en la cama por una enfermedad porque no has podido actuar lo suficientemente rápido. Nosotros tenemos problemas peores a los de nuestros vecinos de los EUA en lo que respecta al sistema sanitario, así que ¿hay lugar para la autocomplacencia?

Puede presentarse una historia similar si tu pareja acaba inválida debido a una lesión o un problema de salud.

¿Cómo sobreviría tu familia con la pérdida de ingresos y quizá necesitando que el otro miembro de la pareja se quede en casa para cuidar al enfermo? El seguro de incapacidad vendrá y solucionará tus problemas.

La vida puede ser difícil

Encontrarás muchos altibajos durante tu vida, a menos que seas muy afortunado. Los seguros están para ayudarte a pasar los peores momentos. Si estás preocupado por hacer los pagos de tu seguro, invierte tus ahorros en una cuenta de valores para aumentar tus ingresos. Entonces podrás revisar esos planes de seguros.